Cómo conseguir descuentos cuando vas de putas en Valencia

0
1786

Las putas en Valencia actuales, al menos si atendemos al desempleo de esta profesión lejos de las mafias, han evolucionado hasta convertirse en lo que llamamos putas o escorts. Estas actúan como acompañantes sexuales para servir a sus clientes ya sea atendiendo en una casa de citas, en su apartamento privado o compartiendo piso con otras prostitutas. En el caso de las escorts, estas además atienden a sus clientes en eventos, cenas o celebraciones de todo tipo, aportando, además de sexo, conversación y compañía en momentos de soledad o simplemente alegrando la noche. Pero la cuestión es… ¿Se pueden conseguir descuentos en los servicios que ofrecen tanto las putas como las escorts?

El perfil de mujer que desempeña de puta ha cambiado, de la misma manera que lo han hecho sus tarifas. Esto es algo que puede llegar a confundir a muchos clientes que no saben muy bien cómo deben comportarse en estas circunstancias, lo que termina por desalentarlos. Por eso, desde HotValencia hemos decidido dar algunos consejos al respecto.

El precio que cobran las putas y las escorts depende de varios factores:

  • El tiempo que vaya a pasar con el cliente. Este es muy variable y obviamente va unido al precio, puede ser de media hora, una hora, varias horas, días, fin de semana… o el tiempo que ambas partes acuerden.
  • Si esta trabaja para una casa de relax o agencia o, si es una puta y/o escort freelance también afecta al precio. Las casas de citas o agencias son más rígidas en los precios, mientras que en el caso de una puta o escort independiente los precios se pueden negociar con más facilidad. Sin embargo, las casas de relax y agencias de escorts aportan ciertas ventajas a los clientes que son muy bien recibidos por parte de estos: mayor discreción, la posibilidad de elegir un perfil específico en base a tus gustos, la garantía de que en el caso de quedar insatisfecho te compensen o bien con otra chica o reintegrándote el dinero del servicio, la seguridad de que todo el proceso sea profesional, etc. Esto es sobre el papel, luego, como en todos sitios, depende de las personas que estén detrás de una marca para responder de una forma más satisfactoria.
  • En el caso de las escorts, factores como la belleza o el atractivo físico pueden aumentar la tarifa. También se tiene en cuenta el bagaje cultural de la mujer, así como su comportamiento en sociedad, capacidad de socializar, simpatía y si domina varios idiomas.
  • La habilidad sexual de la mujer no se tiene en cuenta, ya que es algo imposible de medir. Cada cliente es un mundo, aunque la experiencia en la cama de las putas en Valencia es bien conocida.

chicas-valencianas-24-horas

Llegados a este punto cabe preguntarse si, como la mayor parte de negocios modernos, hay algún tipo de salvoconducto que nos permita modificar el precio de la puta de lujo. En muchos casos esto es totalmente posible, aunque hay que conocer tres indicaciones fundamentales primero:

  • Los precios se pueden negociar a partir de la hora. Intentar negociar por un tiempo inferior puede comprometer la calidad del servicio. Pongamos como ejemplo que una puta cobra 120€. En este caso podemos reducir el precio diciendo que nuestro tope por hora son 100, a partir de ahí la chica es quien decide. Como resulta lógico, a mayor tiempo que demandemos la negociación puede ser sustancialmente mayor.
  • Otra forma de negociar puede estar basada en los servicios extras, es decir, que aceptes el precio del servicio que estipula y solicitarle (en el caso de que cobre estos servicios a parte) algún servicio extra sin que aumente el precio.
  • La negociación debe de hacerse siempre por teléfono. Nunca en el momento de la cita, ya que ponerte a negociar el precio en el momento de la cita no es ni el lugar ni el momento de hacerlo.