Decálogo para ir de putas en Valencia

Sexappeal, el atractivo físico y sexual según la RAE, para nosotros se traduce en una fuerte atracción sexual hacia putas y escorts.

Atracción sexual hacia una oferta de putas que ponemos a tu disposición. Ponemos especial atención en ofrecer una oferta de escorts de la más alta calidad y siempre actualizada.

chica-valencia-guapa

Decálogo para ir de putas en Valencia

Ir de putas se ha convertido en una de las actividades que más crecimiento ha presentado entre la población valenciana. Disfrutar del sexo es uno de los placeres fundamentales en nuestra vida y puede ser uno de los más importantes si tenemos en cuenta los beneficios que aporta a nuestra salud mental y física.

Sin embargo, el debate social respecto a la prostitución y la falta de confianza de los clientes que suelen frecuentar estos servicios ha desencadenado una gran ola de cuestiones sobre esta actividad dedicada al placer. Especialmente si sumamos el factor de internet a la ecuación, ya que estamos ante una forma de interacción virtual en la que los precedentes de muchos negocios que se han revelado como estafas pueden levantar la sospecha de los usuarios que van en busca de sexo.

La existencia de precedentes en la materia tampoco ayuda. Negocios de venta online que no cumplen lo que prometen, precios que luego no son lo que parecen, fallos de seguridad en los procesos de compra-venta… Existen muchos factores por los que dudar y algunos de ellos se pueden aplicar a los contactos de putas en Valencia.

Precisamente por este motivo, desde HotValencia hemos decidido elaborar una lista de los diez puntos más importantes que debéis tener en cuenta cuando os vais de putas. Porque en muchos lugares, desafortunadamente, no cumplen con los principios básicos que deben seguir para ofrecer un servicio de calidad. Con esta lista esperamos que los usuarios del portal de putas y escorts en Valencia: HotValencia puedan identificar ellos mismos estas empresas.

1. Fotos reales

Si hay algo que destaca del servicio de una puta o una escort, es que deben cumplir los estándares físicos puestos por el cliente en el momento de la contratación. Si buscamos una prostituta es porque queremos tener sexo con una mujer que nos guste físicamente y que su implicación sea total. En definitiva, queremos tener una experiencia sexual muy buena.

Cuando buscamos una puta que cumpla estos requisitos (siempre subjetivos, por supuesto) lo primero que hacemos es fijarnos en la foto que usa la chica en cuestión para publicitarse. Si nos gusta la foto y los demás condicionantes, lo más seguro es que acabemos llamándola y concertando una cita.

Pero, imagínate que llegado el momento de encontrase cara a cara con ella, te das cuenta de que la foto es de un pivón del 15 que se ha descargado de internet o, aunque no se trate de una chica súper atractiva, tenga un parecido razonable, bueno, eso según ella, porque la diferencia vista desde otros ojos suele ser sustancialmente distinta. Esto es uno de los problemas más repetidos en este ámbito, ya que muchas de las que ponen sus anuncios con fotos falsas saben que juegan con la ventaja de la incomodidad del cliente a la hora de negarse a seguir con la cita. Una vez que los dos se encuentran, aunque el cliente se lleve una sorpresa desagradable, suele seguir con el trato simplemente porque “bueno… ya que estamos aquí…”.

Hay que buscar páginas web como HotValencia cuyas fotos son 100% reales. Estáis pagando por tener sexo con la mujer que habéis visto en la fotografía. No os dejéis engañar. 

2. Infórmate antes de citarte con una chica

La información es poder; eso ya lo sabíais. Pero también es seguridad. Muchas de las chicas que cuelgan sus anuncios y su perfil no dan toda la información que puede interesarnos una vez estamos en la cama con ella.

Cuando concertemos una cita debemos estar bien informados de todas las condiciones y de los servicios que ofrece. Si decidimos hablar por teléfono con la puta antes de quedar con ella (algo muy recomendable), podemos aprovechar para aclarar todas nuestras dudas: cómo es (tanto físicamente como sobre los servicios sexuales que ofrece), si es guapa (esta pregunta parece que no tiene mucho sentido si hemos visto la foto, pero se debe formular cuando no haya foto o la imagen deje dudas de cómo es realmente), qué servicios hace, si besa o no (para muchos clientes esto es fundamental), si hace el francés con o sin preservativo, si tiene el pecho natural u operado, sus tarifas (y qué servicios incluyen), la posibilidad de negociar los precios, el lugar donde quedar, los límites a los que puedes llegar, preguntar es tremendamente importante para evitar malos entendidos, etc… como nos decían en el colegio, la única mala pregunta es aquella que no se hace.

Si haces esto evitarás malentendidos y asegurarás que la experiencia sea completa. Ellas están acostumbradas a responder estas preguntas y las verán con toda la naturalidad, así que no te cortes.

3. Acuerda los servicios que realiza la puta antes de pagar

Puede que nos apetezca sexo anal con una puta, lleguemos a la cama y nos diga que no realiza esa clase de servicios. Evidentemente saldremos algo más que decepcionados.

Debemos asegurarnos de que los servicios que realiza se ajustan a lo que estamos buscando. Esto se puede hacer tanto por teléfono como en persona, aunque es mucho más recomendable hacerlo por teléfono, pues nos ahorramos tener que llegar al lugar de la cita y descubrir que no es lo que estábamos buscando.

Ten siempre presente de que se trata de un servicio por el cual estás pagando, por lo que estas preguntas no están nada fuera de lugar y ellas lo saben. Si por alguna razón se molesta, es toda una declaración de intenciones, ¡¡alerta!!, puede que no estés tratando con una verdadera profesional o que sus formas no sean precisamente las correctas.

Recordar este punto es especialmente importante si queremos servicios especiales como francés completo, griego, bondage, dominación, sumisión, juego de roles, etc. Ya que se trata de peticiones menos comunes que el simple hecho de tener, por ejemplo, sexo oral.

4. Comentarios: no los des siempre por buenos

Existen infinidad de foros de putas y páginas de anuncios de escorts en los que podrás encontrar al menos 5 comentarios en cada perfil de una prostituta. Muchos de ellos (si no todos) tendrán un tono muy positivo hacia la chica, con palabras como “madre mía, la noche de mi vida”,  “esto sí que es un servicio de calidad, la mejor página que he visitado” o “los precios son baratísimos por las mujeres 10 que tenéis, pienso repetir cada vez que pueda”.

Efectivamente, como muchos de vosotros os habréis imaginado, la usencia de negativas y el exceso de entusiasmo suele apuntar a que los comentarios no son siempre reales. Es una simple manera de llamar la atención de los posibles clientes de verdad y de crear falsa confianza hacia el servicio.

La mayoría de los comentarios suelen estar sujetos a los intereses de la anunciante, ya sea por parte de la propia escort, casa de relax o algún amigo con derecho a roce.

Esta circunstancia es muy frecuente en la red y no quiere decir que las prestaciones de la puta de la que se esté hablando no sean realmente buenas. Pero sin duda es un indicativo de que te tienes que informar por ti mismo y no dejarte llevar por las opiniones que hay en los comentarios, ya que algunos de ellos ni siquiera están enfocados en la mujer en cuestión. Aplica los dos puntos anteriores y ponte manos a la obra.

5. Lleva siempre tus propios preservativos

No vamos a repetir los eslóganes de las campañas del gobierno para concienciar a la población joven de que use preservativos. Suponemos que en entre nuestros visitantes ya hay suficiente madurez como para tener esto bien metido en la cabeza, además de que esta es una cuestión que las putas de lujo (las baratas ya son otro tema) cuidan más.

El problema puede venir en el tipo de condón al que nos veremos expuestos si no llevamos nosotros uno. Las putas siempre disponen de preservativos, pero muy posiblemente no sean de la misma calidad que los que sueles usar.

Además, un consejo relacionado; que nunca viene mal: no te masturbes con el condón puesto. Puede romperse con más facilidad de lo que piensas.

mujeres-sexo-de-lujo

6. En el sexo se emplean todos los sentidos, úsalos para conseguir el máximo de satisfacción

En el sexo no solo es importante contar con los sentidos de la vista y el tacto activos. Todos ellos tienen su papel y descubrir su uso nos hará disfrutar del sexo a un nivel muy superior. Lo que oyes, como los gemidos y su voz; lo que hueles (sí, hasta nuestro olfato está directamente conectado con nuestros procesos de placer en el cerebro); lo que tocas, lo que ves, lo que gustas… Todo ello emite señales a nuestro organismo, el cual responde instintivamente elevando los niveles de libido y consiguiendo que la experiencia sexual sea redonda.

Si te das cuenta, ella hará lo mismo, por lo que no tienes que tener nada de miedo en desplegar tus sentidos. Al cabo de unas sesiones esto te saldrá instintivamente, consiguiendo un grado superior de consciencia en las relaciones sexuales.

7. Si activas sexualmente a tu acompañante, seguramente saldrás beneficiado

Para los que sean más experimentados en la materia, seguro que saben bien de qué estamos hablando. Tu acompañante sexual sabrá agradecerte de sobra la atención prestada.

No se trata de bajar al pilón si no te apetece. Que para eso eres tú el protagonista y el que desembolsa el dinero. Pero si consigues que la puta esté igualmente excitada, el polvo será mucho más memorable, tanto para ti como para ella. Es algo totalmente natural y que vemos en  las relaciones cotidianas a diario: si ella no está excitada, el sexo será algo más plano, lo que finalmente acabará afectando a tu propia excitación.

Esto lo puedes conseguir de varias maneras: acariciándola, besándola, con lo que dices, cómo te comportas en la cama, tocándola sensualmente en las partes erógenas, etc.

8. Respeta lo que diga la chica: si a algo te dice que no, es no y punto

Esto es uno de los principales motivos por los cuales se forman relaciones de suspicacia alrededor de este tema. Si ella te dice que no a algo, lo peor que puedes hacer es exigírselo. El resultado será que ninguno de los dos terminaréis satisfechos con la cita, transformando lo que debería ser un paréntesis de placer y lujuria en tu vida, en un mal rato de silencios incómodos, gritos y  malos recuerdos (¿para eso no están los matrimonios?).

Es especialmente importante que recuerdes el punto 2 y 3. Si ella te dice que no a algo que no habías acordado previamente, no puedes hacer nada por intentar convencerla y, de hecho, no tienes derecho a hacerlo, ya que “no formaba parte del trato”. Si resulta que sí lo habías hablado, ella había aceptado hacerlo y luego se niega a cumplir con su parte, lo que puedes hacer es reclamar, estás en tu derecho de hacerlo.

Si la casa de relax es seria, lo más seguro es que te compense por lo que ha ocurrido. De esta manera podrás probar con otra puta que sí quiera acceder a lo que estás pidiendo (siempre que esté dentro de los límites, claro) y recuperarás la posibilidad de tener un rato de éxtasis en la cama con una bella mujer. De lo contrario, lo único que conseguirás es irte frustrado a tu casa (por varios motivos). Si se trata de una puta independiente, en ese caso, tendrás que recordarle que quien ha incumplido es ella y no tú, y que tienes todo el derecho a reclamar.

9. Minimiza los riesgos de que te salga rana

Ser impulsivo es positivo en muchas ocasiones, como cuando vas a esquiar o quieres ligar con una mujer en una discoteca. Pero en el caso de que quieras visitar a una puta, lo mejor es que no vayas tan rápido.

Si es la primera vez que quedas con una puta y planeas pasar mucho tiempo con ella (por ejemplo, 2 o 3 horas), lo mejor que puedes hacer es quedar con ella de antemano durante menos tiempo para asegurarte de que tanto físicamente como su forma de ser o de trabajar se adecuen a lo que estás buscando.

No queremos pasar mucho tiempo con una escort que nos recuerde que hemos malgastado el dinero. Si después del periodo de prueba nos gusta cómo es y cómo actúa en la cama, podemos sumar todo el tiempo que nos permita nuestra cartera a pasar el rato con ella.

10. Comparar siempre es bueno

Siguiendo con el hilo del punto anterior hay que decir que, si bien es difícil encontrar una escort que se ajuste perfectamente a lo que quieres de una mujer, no por ello es la única con la que puedes disfrutar. Si vas a una casa de putas a por una chica en particular, no pierdas la oportunidad de conocer al resto de chicas que hay en la casa, puede que se presente una chica que te guste más.

Además, probar más mujeres aumentará tu experiencia y ampliará tu campo de visión sobre el sexo. Cada mujer es un mundo, pero cada puta es una oportunidad de explorar.

putas-valencia